¿Jugamos un rato?

Para estos días, te recomendamos una página (de entre tantas que hay) con juegos al más puro estilo brain training. ¡Que te diviertas!

juegos

Anuncios

El último grito en…¡prehistoria!

El contraste es curioso: ir a empaparse de todo lo relacionado con las excavaciones de Atapuerca y encontrarse con un museo donde lo que abunda es la tecnología al servicio del aprendizaje y donde en lugar de aburrirnos, nos emocionamos.

Nos reciben una enorme escultura de un fragmento del cráneo del encantador Miguelón (que desde su cuenta de twitter @MiguelonMEH nos tiene al tanto de todas las novedades), unas fantásticas vistas y una fachada imponente que no nos dice mucho acerca de lo que dentro nos vamos a encontrar.

MEH

Un espacio para aprender.

Como en todo museo, ¿no? Pero no veas cómo aquí apetece. El material está expuesto de manera clara y amigable, las explicaciones completas y accesibles para cualquier edad y todo en su medida justa: en ningún momento cansa o resulta desbordante.  Expositores con lupas, paneles, pantallas, proyecciones, maquetas … toda la información de manera atractiva y variada, que invita a aprender,  mirar cada detalle, observar cada elemento, leer cada lámina o ver cada video una o más veces.

MEH2

Un espacio para interactuar.

La tecnología tiene un papel fundamental en este inesperado museo: actividades interactivas, pantallas táctiles, realidad aumentada, juegos para que seas arquéologo por un rato…

meh2meh3

Un espacio para sorprenderse y emocionarse.

¿Emociones y museo? Te ríes, das respingos y más de una vez, se te pone la piel de gallina. La ambientación, las reproducciones a escala real, el conjunto de imágenes, sonidos y hasta la temperatura de los distintos ambientes, nos transportan por momentos a otra época…¡aunque no puedo contar mucho ni subir fotos si no quiero estropearte la sorpresa!

meh4

Acuérdate de esto cuando te sientes a disfrutar de la zona dedicada al arte rupestre, cuando sepas cómo realizó sus trabajos el bueno de Darwin o entres a contemplar las piezas originales halladas en Atapuerca: el cráneo de Miguelón, la cadera ´Elvis´ o la fabulosa y desconcertante Excalibur, un bifaz que estaba donde no debía, y parece ser la referencia del comportamiento simbólico más antiguo que se ha encontrado. O eso es lo que nos cuentan en la página del museo,  que puedes visitar por si aún no te has convencido de que merece la pena pasar el día para recorrerlo sin perder detalle, y enterarte de las exposiciones temporales y actividades que allí organizan.

No te quedes con historias incompletas

Ya tenía ganas de inaugurar la sección de recomendaciones, con cosas que te hagan sentir bien, crecer, reaccionar, o lo que toque. No acababa de encontrar algo realmente atractivo para engancharte a esta pequeña parte del blog, que sin embargo es la que más me ilusiona.

250px-Chimamanda_Adichie

Hoy conocí a la impresionante Chimamanda Ngozi Adichie y lo tuve claro: ella será nuestra primera piedra. Te invito a conmoverte con sus palabras y compartir tus ideas y propias recomendaciones.

Imágenes en 3D

¿Ves los peces?

Hoy te recomendamos un juego visual impresionante. Seguro habrás probado eso de las imágenes 3D en las que desenfocando, empiezas a ver una imagen escondida.

Si no has visto los peces, entrénate pinchando en la imagen y luego entra en este fantástico post de Principia Marsupia donde nos llevan más allá: ver por dentro nuestro propio cuerpo. Recuerda que la imagen en 3D se formará en el centro de los dos dibujos que se muestran en cada estereograma.

¡A divertirse!

´El elemento´

´El elemento´ de Ken Robinson y Lou Aronica es un apasionante y revelador libro. Confieso mi admiración por el  trabajo y visión de sus autores.

En breve os hablaré mucho de él, pero de momento, comparto esta sinápsis de Ian Vangelis, publicada en Lecturalia

´Cuando nos apasiona lo que hacemos y además tenemos la preparación adecuada para hacerlo bien, estamos en nuestro Elemento, este estado maravilloso en el cual trabajamos sin cansancio y con gran creatividad. Los colegios y las empresas deberían ayudarnos a todos a encontrar nuestro Elemento para un mejor desarrollo para el futuro.

El mundo cambia a una velocidad vertiginosa. Es imposible adivinar cómo viviremos en el futuro: lo único que sabemos es que hará falta mucha imaginación y creatividad para transformarnos y afrontar los nuevos retos. Descubrir el Elemento es recuperar capacidades sorprendentes en nuestro interior, y desarrollarlo dará un giro radical no sólo a tu entorno laboral, sino también a tus relaciones y, en definitiva, a tu vida.´